domingo, 23 de agosto de 2009

La tecnología de la información desde el punto de vista de Manuel Castells

Resumen realizado por Desimarie Quintana y Alessandra Otero

El teórico Manuel Castells discute la evolución del nuevo paradigma tecnológico a través de los siguientes temas:los precedentes de la revolución, las lecciones del desarrollo industrial, la secuencia histórica (1970 al presente) y los contextos sociales.

En este capítulo Castells citó a Gould para establecer que la vida es “una serie de estados estables, salpicados a intervalos raros por acontecimientos importantes que suceden con gran rapidez y ayudan a establecer la siguiente etapa estable”. Por tanto, su punto de partida, es que, al final del siglo XX, vivimos uno de esos raros intervalos de la historia. El intervalo al que se refiere el autor está caracterizado por un nuevo paradigma tecnológico organizado en torno a las tecnologías de la información (TI).

Por tecnología, el autor entiende, que es “el uso del conocimiento científico para especificar modos de hacer cosas de una manera reproducible”. Entre las tecnologías de información que mencionó el autor se encuentran las siguientes: la microelectrónica, la informática (máquinas y software), las telecomunicaciones (radio, televisión y la opto- electrónica).

Según Castells, lo que caracteriza a la revolución tecnológica actual no es el carácter central del conocimiento, sino la aplicación de ese conocimiento e información a aparatos de generación de conocimiento y procesamiento de la información. Esto inicia un círculo de retroalimentación acumulativa entre la innovación y sus usos. Existe una estrecha relación entre los procesos sociales de creación y manipulación de símbolos (la cultura de la sociedad) y la capacidad de producir y distribuir bienes y servicios (las fuerzas productivas). Esto muestra que por primera vez, según el autor, la mente humana no sólo es un elemento decisivo del sistema de producción, sino una fuerza productiva directa.

Otros temas que trata el autor en este capítulo son las lecciones de la revolución industrial y la secuencia histórica de la revolución de la tecnología de la información, los cuales considera imprescindibles para recordar los principales ejes de la transformación tecnológica. También, provee una vista general sobre el desarrollo de la biotecnología, desarrolla un análisis que defiende el punto de que la primera revolución tecnología de la información ocurrió en los Estados Unidos y plantea que los contratos militares influenciaron en la etapa formativa de la tecnología de la información.

Finalmente, Castells esboza los cinco rasgos medulares que constituyen el prototipo de la Tecnología de la Información y el soporte de la sociedad de la información:

1. La información es la base de la TI, pues estas nuevas tecnologías son creadas para actuar sobre la información.

2. Al ser la información parte de la vida diaria de ser humano, los nuevos medios tecnológicos tienen la particularidad de entrar en la existencia del individuo y moldear sus tareas cotidianas.

3. Debido a la morfología de la red la TI se caracteriza por la lógica de interconexión.

4. La TI se basa en la flexibilidad, pues lo procesos son reversibles y pueden reordenarse sus componentes.

5. La TI se caracterizan por integrar otras tecnologías específicas.

Castells, M. (1996). La revolución de la tecnología de la información [Cap.1]. La sociedad red:la era de la información. Madrid: Alianza Editorial.

9 comentarios:

  1. Un punto que me ha llamado la atención es que no se habla de esta época en la que estamos como una tercera revolución, sino como una consecuencia de las dos revoluciones anteriores. Esto me está haciendo pensar las cosas un poco distintas aunque me cuestiono porque no se ve así, ya que entramos a una nueva fase donde la tecnología está cambiando rápido y constantemente (ejemplo, la tecnología ''verde''). Usando este ejemplo del petróleo a lo verde, de lo análogo a lo digital, son transiciones que son más drásticas que en décadas anteriores. A pesar de argumentarlo, logro ver lo que él dice: es un efecto de, no necesariamente una nueva revolución.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Me parece muy cierto lo que menciona Castells, sobre que la vida es una serie de estados estables que de vez en cuando se ven trastocados por raros acontecimientos importantes que surgen con rapidez y cientan las bases para los próximos estados estables. Lo había pensado, pero no había meditado mucho en ello. Al igual que él, pienso que actualmente estamos viviendo en uno de estos tiempos con acontecimientos raros que lo cambian todo. Cada vez más la tecnología converge y se interconecta con todas las actividades y quehaceres de nuestra vida cotidiana, no solo en el plano laboral sino también en el lado más íntimo como, por ejemplo, la forma en que nos comunicamos con nuestros seres queridos. Hoy en día la interacción social y el conocer a otras personas se da muchas veces mediante la tecnología

    ResponderEliminar
  4. Sinceramente, lo más que me impacto de la lectura fue la noción de que estamos en medio no sólo de un nuevo paradigma, sino de una revolución. Llevo toda la vida escuchando de los grandes avances de la revolución agrícola, la industrial, etc; y tantas quejas de mi generación que pensaba que ya simplemente no era posible que ocurriera otra gran "Revolución". Con sólo leer esta lectura me doy cuenta lo equivocado que estaba. La comparación de la Revolución Tecnología y la Información con el impacto hístorico de la Revolución Industrial la encuentro muy apropiada, y me atrevo a decir que eventualmente la actual revolución tiene el potencial para sobrepasar la importancia de esta.

    No perdamos de perspectiva el tiempo que tomo la Revolución Industrial en cambiar la forma que funciona el mundo, estamos hablando de décadas y décadas, en contraste a la gran cantidad de avances que hemos obtenido en tan poco tiempo en esta revolución. Mi mente no podía concebir que una revolución de esta magnitud pudiera ocurrir durante mi vida. Ahora se, que no sólo ocurrio y esta occuriendo, sino que aunque sea un poquititito, yo soy parte de ella.

    ResponderEliminar
  5. El autor comenta sobre las desigualdades sociales y económicas que hay en el planeta que hacen que no haya acceso igual a las TICs. Mientras hay países que cada día se benefician del crecimiento de estas tecnologías, hay otros que no tienen ningún acercamiento. El autor comenta que hay lugares hasta en el mismo Estados Unidos que carecen de acceso a Internet. Esta desigualdad se puede ver a menor escala en nuestro mismo país, y hasta en nuestra vida cotidiana y profesional. Mientras hay personas que disfrutan de todos los beneficios que las nuevas tecnologías ofrecen y están al día con las nuevas exigencias, hay otras personas que quedan “fuera de carrera” o se les hace mucho más difícil conseguir algo porque no están al día con las TICs. Creo que éste es un aspecto que los gobiernos deben dar más importancias para que no haya sectores de la sociedad que queden marginados, no sólo por la pobreza o faltas de recursos, sino por falta de acceso a la información y tecnología.

    ResponderEliminar
  6. I don’t believe in lying, so I’m not going to pretend I read the entire article (though I did almost finish it, to my credit), so this synopsis was not only informative but also very useful (thanks girls, now I know how it ends!)
    All right, enough humor. From what I read, both here and in Castell’s article, I was particularly intrigued by what he said about history. I’ve never been a history buff, nor will I ever be good at it, but after being pointing out all the revolutions that came before this “digital revolution” I realized that this is not new. Technology has always defined revolution, perhaps going as far as to say that it is the reason for it and this time it is not different. Just because we’re not seeing the birth of a new steam engine it does not mean it is any less important that the birth of a commercial Terabyte (sorry if spelled wrong).
    As for the characteristics, I guess integration is the most important one to me. I do believe that puertoricans are getting on the proverbial bandwagon of technology. More and more we are seeing technology and classes on usage being integrated in schools of all levels. It is no longer strange to see college first years know their way around the internet without instructions, though it is strange that many do not know how much it can go beyond expectations.
    Nice work! Again, I really liked it.

    ResponderEliminar
  7. La lectura de Manuel Castells, arriba resumida, define lo que él y varios estudiosos entienden por tecnología y las diferentes revoluciones, tanto industriales como tecnológicas. Me parece muy interesante su pensar acerca de que las tecnologías de la información se caracterizan y difieren de las otras revoluciones porque es a través de su uso que abren el paso a la creación de otras nuevas para seguir innovando. Creo que uno de los datos que más quiere señalar Castells es lo increíblemente rápido que ha evolucionado la tecnología. Un hecho histórico que desconocía es el de que las guerras llevan a las naciones a buscar herramientas tecnológicas que luego pasan al uso de la sociedad en general.
    Lo que realmente me gusto de la lectura es que recuerda al lector la desigualdad en ciertas áreas de algunos países respecto a los recursos para adquirir las tecnologías. En Puerto Rico, no es mucha diferencia, en mi pueblo de Lares, la falta de conocimiento tecnológico y de recursos económicos en algunos barrios restringe el acceso a las TI.

    ResponderEliminar
  8. De todos los argumentos de Castells el que más me impacta es aquel donde se exponen las características que distinguen esta revolución tecnológica: “Lo que caracteriza la revolución tecnológica actual no es la centralidad del conocimiento y la información, sino la aplicación de ese conocimiento e información a la generación de conocimiento y los dispositivos de procesamiento/ comunicación de la información, en un circuito de retroalimentación acumulativa que se da entre la innovación y los usos de la innovación”. Esto lo puedo interpretar de la siguiente manera, utilizando las diferentes tecnologías podemos aplicar el conocimiento necesario para generar más conocimiento que eventualmente podrá innovar la manera en que los demás hacen las cosas. En la sociedad actual, sociedad del conocimiento, el papel que juega el profesional de la información es esencial por lo que es necesario que éste esté al tanto de los cambios tecnológicos y las repercusiones de los mismos en la sociedad y por consiguiente en su área laboral.

    ResponderEliminar
  9. Quisiera añadir tres de las múltiples observaciones de Castells a las cuales era difícil no hacerle una marca especial durante la lectura. Sus datos con respecto a la aceleración con que se están produciendo los cambios en las TIC son reveladores (en especial el capítulo "Macro cambios en micro-ingeniería..."). Estos le permitieron, con toda facilidad, emitir una profecía autocumplida: la de que en el tiempo de publicación de su libro nada más, sus datos serían irremediablemente sobrepasados, lo cual podemos confirmar sin duda quienes le leemos una década después.

    Por otra parte, fue un gusto ver el estereotipo de la innovación ligado a los espacios académicos una vez más retado, al mencionar que "las conversaciones nocturnas en el.. Bar and Grill....hicieron más por la difusión de la innovación tecnológica que la mayoría de los seminarios de Stanford."

    Finalmente, la frase citada de Melvin Kranzberg al final del capítulo ("La tecnología no es buena ni mala, ni tampoco neutral") es sin duda un reto a remirar y cuestionar el viejo paradigma dualismo/neutralidad cuando se trata de evaluar el ámbito de las TIC.

    ResponderEliminar