domingo, 25 de octubre de 2009

Presentación virtual de las bibliotecas: importancia del diseño de sus páginas web

Reseña del artículo Web Design Matters de Brian Mathews realizada por Alessandra Otero Ramos

¡La primera impresión es la que cuenta!

El diseño gráfico es un elemento crucial para el desarrollo de una página web. De éste depende que la primera impresión de una institución, como la biblioteca, cautive al cliente que la visita. La web es un soporte que permite exponer la información de varias formas: visual, auditiva y textual. Por esto es que la calidad, la popularidad y la distinción de una página web dependerán de cómo los datos estén organizados, cómo se emplea la estética visual y cuán variados son los recursos multimedia que ofrece la página. Hoy el prestigio de una biblioteca también obedece a cómo se proyecta en la web, pues ésta no sólo se fundamenta en un edificio bien conservado que alberga grandes colecciones librescas. Al presente, gran parte del valor de una biblioteca está dado por las páginas interactivas que ofrecen múltiples servicios al usuario de forma atractiva y organizada, desde cualquier parte del mundo y en cualquier momento.

En el artículo Web Design Matters, Brian Mathews plantea la importancia del diseño de las páginas web de las bibliotecas. Como parte de la revolución tecnológica, la mayor parte de las personas estamos expuestos al mundo, por lo tanto, “el rasgo más importante de la biblioteca es la página web” (Mathews, p.24). Según cómo la institución se proyecta en su sitio web, el usuario puede anticipar la pobreza o excelencia del servicio, pues esta página electrónica es la conexión entre la institución y el usuario. Además, con el acceso ubicuo suele ser la primera cara que se da a los clientes, pues hoy el usuario, antes de visitar una biblioteca, primero busca su página en la Internet. Si esta página no le es atractiva, entonces aumenta el riesgo de que no asista a las facilidades físicas de la biblioteca. Por este motivo, Mathews (2009) advierte al web máster- en este caso es la persona designada a manejar la página electrónica- a que esté atento al mensaje que la estética de la página le envía al cliente.

“Cuando se trata del desarrollo de una página web, siempre hay algo nuevo que tratar” (Mathews, p.24). El web máster debe actualizar continuamente la página para hacer de ésta un producto que cree una impresión positiva en el usuario y el deseo de regresar a la misma para la recuperación de información. Para cumplir con estos objetivos Mathews señala diez puntos básicos que deben considerarse durante el proceso creativo de la página web:

1. Promoción: se refiere a que la información más importante debe incluirse en el tope de la página, no en sus laterales, ni al pie de la misma.

2. Segmentación: considerar al público al que se dirige y crear espacios para aquellos que tengan intereses particulares.

3. Indicaciones visuales: sugiere el uso de íconos para sustituir el exceso de texto

4. Fotos: deben utilizarse para mostrar las características distintivas de una institución.

5. Cajas de búsqueda: deben incluirse en el diseño de la página, pues facilitan al usuario la búsqueda y lo insta a utilizar el recurso inmediatamente.

6. Páginas para celulares: antes de crear la página web hay que considerar que el tamaño y navegador sean compatibles con las pantallas de los celulares, pues la conexión a través de móviles va en aumento.

7. Retroalimentación: es imperante incluir una sección donde el usuario comente.

8. Redundancia: se refiere a exponer a la información de distintas formas para que el usuario tenga posibilidades variadas de encontrar la data.

9. Análisis: el autor sugiere instalar Google Analytics para monitorear el uso de la página.

10. Ayuda: es necesario crear un link titulado Ask-a-Librarian para facilitarle al usuario la expresión de dudas o preguntas.

En conclusión, el mejoramiento profesional de los bibliotecarios y profesionales de la información también incluye el estudio y asistencia a talleres de diseño gráfico. Estos profesionales deben tomar en cuenta que el arte visual es un lenguaje de símbolos que como el idioma español e inglés hay que dominarlo. La nueva tecnología es visual, por esto cuenta con una pantalla con una superficie de transmisión de la luz. El espacio de la pantalla ha de ser sabiamente utilizado para captar la atención y mantener el interés del usuario. Para conseguir esto hay que dominar las destrezas del diseño gráfico y la tipografía.

Este artículo también se puede recuperar de la siguiente dirección electrónica:
http://www.libraryjournal.com/article/CA6634712.html

Referencia:
Mathews, B. (2009). Web Design Matters. Library Journal, 134, 24- 25. Recuperado el 12 de octubre de 2009, de la base de datos Wilson Web.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada