martes, 11 de enero de 2011

¿Quién controla la internet?


En la cumbre mundial de la Sociedad de Información en 2003, Estados Unidos no pudo contrarrestar el ímpetu por el cambio en la gobernanza de la internet.  Los oficiales de segundo nivel, encargados de las políticas de telecomunicación, fueron reemplazados por representantes foráneos de alto rango, menos familiarizados con los detalles de la internet, pero más experimentados en el poder.  A los inicios de la guerra en Irak estos funcionarios aseveraron que nada impedía que Estados Unidos sacara a Irak de la internet con solo borrar su nombre de dominio (“domain name”), las siglas “ir”. 

El sistema de nombres de dominio es el punto central sobre el cual se puede ejercer control de la internet.  Bajo el sistema de dominio de nombres los cibernautas se comunican enviando mensajes electrónicos.  La internet requiere supervisión y coordinación en cuatro áreas que juntas constituyen su infraestructura: dominio del nombre, números del protocolo de internet, servidores  (“root servers”) y los estándares tecnológicos.  Los técnicos llaman a este sistema “la gobernanza de la internet”. 

Después de agrias disputas entre empresas, gobiernos y organizaciones internacionales no gubernamentales, la administración del presidente Bill Clinton negoció en 1998 un acuerdo y estableció la organización sin fines de lucro Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN), compuesta por 15 miembros.  La nueva organización asumió las responsabilidades que hasta ese momento había ejercido Jon Postel, un ingeniero, profesor de ciencias de la computación de la University of Southern California.  Por tres décadas Postel administró la internet a nombre de la Agencia de Proyectos de Investigaciones Avanzadas del Departamento de Defensa (Advanced Research Projects Agency), quien financió el desarrollo inicial de la internet.  En medio de las tensas negociaciones Postel sufrió un infacto cardíaco y no vivió para conocer su sucesor.  La empresa privada prevaleció en la nueva organización debido al éxito de la práctica de no intervención gubernamental en el desarrollo de la internet.  El control que ha ejercido el gobierno americano ha sido acorde a su tradición liberal de apertura.

Desde un principio la ICANN fue foco de controversia.  Grupos civiles denunciaron que la organización estaba dominada por las empresas que se suponía regulara.  Las empresas resentían la participación gubernamental.  Los gobiernos foráneos recentían su falta de poder y que la organización respondiera al secretario de justicia de California y estuviera bajo la autoridad del gobierno de Estados Unidos.  A menudo la organización era citado ante el Congreso.  A cinco años de su creación, era mofada como “ICCAN’T”

Mientras más crecía la presión de los gobiernos foráneos por tener mayor control de la internet, mayor resistencia mostró Estados Unidos.  Los gobiernos que han clamado por mayor control son precisamente los que mayor control ejercen sobre la internet dentro de sus fronteras.  Previo a la segunda reunión de la Sociedad de Información de 2005, el Departamento de Comercio emitió una escueta declaración en la que dejó saber que retenía el control de la internet.  Es muy probable que países tratarán de montar sistemas paralelos con nombres y direcciones de dominio propio para competir con los dominios de la ICCAN.

Referencia:
Kenneth Neil Cukier, “Who Will control the Internet?, Foreign Affairs; nov/Dec 2005, Vol. 84 #6, pp 7-13.

           


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada